Publicaciones de la categoría: Déficit de Atención – TDAH

Bach, Vivaldi, Händel

músicaLa música barroca, con su ritmo y tonos graves, redunda en una mayor facilidad para consolidar el aprendizaje, restableciendo conexiones neuronales que nos permiten alcanzar mejores estados de atención y concentración. Además, este tipo de música es óptimo para promover la relajación.

“Existe suficiente evidencia científica que nos dice que la experiencia musical, el entrenamiento musical, todas esas cosas cambian nuestro cerebro…entrena y mejora funciones cerebrales que nada tienen que ver con la música”, explica el Dr. Charles Limb, profesor de la Universidad de Hopkins, quien ha investigado sobre el tema y escrito varias publicaciones al respecto, además de otros estudios ya existentes, en los que se analizaba la influencia de determinados tipos de música sobre nuestro estado cerebral de atención, esta nueva investigación pone de relieve la importancia de la música.

A modo de conclusión, la música realmente tiene un efecto favorable sobre nuestro cerebro, de modo que podemos utilizar la música para la estimulación del cerebro en las diferentes etapas de la vida, desde bebés y recién nacidos hasta personas de la tercera edad.

Anuncios

Posible TDAH según su comportamiento

“Mi hijo no para de moverse y no atiende cuando se le habla, distrayéndose con cualquier cosa que se le cruza en su camino”. 

 Inatención

  • Se distrae muchas veces con cualquier cosa.
  • Se cansa enseguida y no termina la tarea.
  • Le cuesta comprender las instrucciones que se le dan.

Sobreactividad

  • Se revuelve continuamente en su asiento.
  • Se levanta del asiento con asiduidad.
  • Presenta inquietud motora (manos, pies…).
  • Habla en exceso sobre cualquier cosa.

Impulsividad

  • Precipita la respuesta antes de escuchar al interlocutor o leer las instrucciones.
  • Se muestra impaciente para cambiar la tarea.

Ejecución

  • No utiliza las autoinstrucciones para dirigir su acción.
  • No se anima a sí mismo tras sus “éxitos”.
  • No reflexiona y critica de forma constructiva sus ”fracasos”.
  • Constantemente requiere el apoyo de un adulto.
  • Parece despreocupado de su rendimiento.

Posibles Recursos  y Estrategias a utilizar:

A causa de las dificultades que los niños con TDAH encuentran en numerosos ámbitos de su vida cotidiana, es fundamental tratar de reforzar la autoestima y la confianza en sí mismos, aplicando una serie de normas claras y precisas para regular el comportamiento de sus hijos:

• Que sean estables: el cumplimiento-incumplimiento de las reglas siempre ha de tener las mismas consecuencias.

•Que sean consistentes: las reglas no cambian de un día para otro.

• Que sean explícitas: las reglas son conocidas y comprendidas por ambas partes (padres y niño).

• Que sean predecibles: las reglas están definidas antes de que se incumplan, no después.

–  Las instrucciones deben ser:

• Claras y específicas.

• Comprensibles (lenguaje adaptado al niño y haciendo uso de términos concretos).

• No deben entrar en contradicción unas con otras.

• Cortas.

• Deber ser en un número reducido ( muchas instrucciones, el niño necesitará más tiempo, recursos, etc., para poder seguirlas).

• Deben darse de una en una y espaciadas en el tiempo.

• No deben acompañarse de contacto físico instigador.

Autoconfianza y autoestima:

• Demuéstrale que cree en él ofreciéndole tareas acordes con sus capacidades y que usted sepa que puede realizar con éxito.

• Evite usar etiquetas («malo», «torpe», «inútil»).

• Reconózcale su esfuerzo y los progresos conseguidos.

• Absténgase de hacer comentarios negativos acerca del niño.

• Evite la tentación de intervenir cuando el niño trata de encontrar la solución a un problema.

• Si su hijo le pide ayuda, préstesela mediante comentarios en forma de sugerencia, no le dé la solución directamente.

Algunos consejos útiles para atraer su atención serían:

• Mantener una situación estructurada en la casa, con horarios constantes y evitando estímulos demasiado llamativos.

• Alejarle de los estímulos que pueden distraer su atención. Al principio quedarnos con ellos haciendo actividades que requieran un nivel de atención elevado, e ir retirándonos y dejándoles solos cada vez más tiempo.

• Cuando parece que no oye lo que se le dice, sujetarle la cabeza con las manos, mantener la mirada y hablarle con voz suave, sin enfadarse pero firme (utilizar el contacto físico para atraer su atención). Después, pedirle que repita lo que se le ha dicho y si no lo recuerda, volver a repetirle el mensaje de la misma manera.

Estrategias para modificar una conducta impulsiva:

–  Autoinstrucciones

–   Consecuencias

–   Extinción

– “Técnica de la tortuga

– “Tiempo fuera

– Guía para padres con hij@s TDAH:   http://apnadah.org/web2/bkofwb/docspdf/gpadres.pdf

Para responder a estas dificultades es necesario disponer de apoyo a los padres y apoyo para el niñ@ de pedagogía terapéutica dentro y fuera del aula, destinado a ayudarle a incorporarse a las diferentes rutinas, a aceptar los cambios y a relacionarse con sus compañeros. 

Vía>>

Estrategias para centrar la atención

• Mantener una situación estructurada en la casa, estudiar en su habitación, con horarios constantes y evitando estímulos demasiado llamativos.

• Alejarle de los estímulos que pueden distraer su atención (mesa de estudio con lo imprescindible). Al principio quedarnos con ellos haciendo actividades que requieran un nivel de atención elevado, e ir retirándonos y dejándoles solos cada vez más tiempo.
• Cuando parece que no oye lo que se le dice, sujetarle la cabeza con las manos, mantener la mirada y hablarle con voz suave, sin enfadarse pero firme (utilizar el contacto físico para atraer su atención). Después, pedirle que repita lo que se le ha dicho y si no lo recuerda, volver a repetirle el mensaje de la misma manera.

Autoinstrucciones
Los niños con TDAH requieren ser instruidos en mediadores verbales (pensamientos en forma de frases para hablarse a sí mismo) para que utilicen su lenguaje verbal con el objeto de que regulen su conducta.

Ver estrategias para controlar la hiperactividad y la impulsividad.

Estrategias para la hiperactividad

Estas tareas mantienen al niño ocupado en una actividad no disruptiva y motivante. El objetivo final es el fomento del autocontrol.

Son juegos, actividades, etc., de índole lúdica, que aportan un marco de aprendizaje adecuado. Suelen introducirse en terapias grupales, pero pueden practicarse también en casa.

• Jugar al «pollito inglés»: Se trata de un juego popular para el entrenamiento de la regulación verbal del acto motor.
• Jugar a buscar palabras que empiezan por…
• Mirarse en el espejo.
• Hacer puzzles.
• Buscar semejanzas y diferencias entre dibujos.
• Juegos de construcciones.
• Laberintos.
• Localizar errores en ilustraciones.

La utilización de estas estrategias requiere tener en cuenta las necesidades de los niños con TDAH:
• Tienen una mayor necesidad de búsqueda de novedad.
• Su interés suele centrarse en lo inmediato, en el «aquí y ahora».
• Suelen preferir realizar frecuente actividad física.
• Necesitan ayuda para concentrarse.
• Requieren un ambiente estructurado.
• Suelen requerir más tiempo para realizar las tareas escolares.
• Suelen precisar información abundante e inmediata sobre lo que hacen.

Para ello:
• Asigne períodos de trabajo cortos.
• Establezca metas a corto plazo.
• A veces requieren que se les repita el mensaje utilizando nuevas palabras o dándoles alguna señal o dibujo (no es útil decirles «ya te lo he dicho»).
• Estimule los pequeños progresos.
• Enumere las instrucciones de una en una.
• Cuando se haya bloqueado en la resolución de una dificultad, dele opciones para solucionar el problema.
• Involúcrelo en actividades de grupo; mejorará su autocontrol y reforzará su autoestima.

Ver estrategias para controlar la impulsividad y centrar la atención.

Vivir con el TDAH

 

El tratamiento del TDAH tiene carácter multimodal, combinando la intervención farmacológica, psicológica y el apoyo pedagógico. También se ha demostrado en los estudios presentados la eficacia de este tratamiento en los adultos afectados, con las adaptaciones correspondientes a su situación.

Acceso al tratamiento

El precio de los fármacos, el tratamiento psicoterapéutico y el psicopedagógico, indicados en el tratamiento del TDAH, está teniendo como consecuencia que muchas personas diagnosticadas no puedan acceder al tratamiento. La situación es especialmente grave en el momento económico actual que está provocando que las familias más desfavorecidas y necesitadas estén suspendiendo y no puedan acceder a su tratamiento. Es imprescindible que las Administraciones Públicas den una respuesta urgente a esta situación. Específicamente y para su inmediata adopción, dado su carácter normativo, se solicita, con base en el carácter crónico del TDAH y por estricto sentido de justicia, la inclusión de los fármacos indicados en el tratamiento del TDAH en el grupo de aportación reducida de los beneficiarios.

Riesgos en adolescencia y adultos

Se pone de manifiesto la evidencia de que una ausencia de diagnóstico y tratamiento adecuados en la infancia, sitúa a las personas afectadas ante consecuencias graves en la adolescencia y edad adulta, tales como fracaso y abandono escolar y desarrollo de otros trastornos como el abuso de sustancias y trastornos de conducta que pueden llevar, en los casos más graves, a la comisión de infracciones penales. Para prevenir la aparición de estas consecuencias tan graves personal y socialmente se requiere que el diagnóstico se realice en el momento más temprano posible y que se garantice el derecho al tratamiento adecuado.

Comparativa de SÍNTOMAS entre niños y ADULTO con TDAH (Moraga, 2008)

SÍNTOMAS DE INATENCIÓN DSM-IV EN EL NIÑO
1. Tiene dificultades para sostener la atención.
2. Es olvidadizo y se distrae con facilidad.
3. Le cuesta continuar lo que ha empezado.
4. Es desorganizado.
5. Pierde cosas.
6. No escucha.

SÍNTOMAS DE INATENCIÓN EN EL ADULTO
1. Tiene dificultades para sostener la atención.
2. Es olvidadizo y se distrae con facilidad.
3. Mala concentración.
4. Maneja y organiza mal el tiempo.
5. No sabe dónde ha colocado las cosas.
6. Tiene dificultades para acabar las tareas.

SÍNTOMAS DE HIPERACTIVIDAD DSM-IV EN EL NIÑO
1. Se revuelve y está inquieto.
2. Corre o trepa en exceso.
3. No puede estar quieto al jugar o trabajar.
4. Habla en exceso.
5. Parece estar “en marcha”, como si le hubieran dado cuerda.

SÍNTOMAS DE HIPERACTIVIDAD EN EL ADULTO

1. Muestra un sentimiento de inquietud interna.
2. Sentimiento subjetivo de inquietud mientras está sentado.
3. Predilección por los trabajos movidos.
4. Habla en exceso.
5. Se siente acelerado y agobiado.

SÍNTOMAS DE IMPULSIVIDAD DSM-IV EN EL NIÑO
1. Precipita las respuestas.
2. No puede esperar su turno.
3. Se entromete o interrumpe a los otros.

SÍNTOMAS DE IMPULSIVIDAD EN ADULTOS
1. Conduce demasiado rápido
2. Cambia de trabajo de manera impulsiva.
3. Se irritable y encoleriza con facilidad.

Algunos otros síntomas van asociados a la inatención, hiperactividad e impulsividad, pueden incluir:

  • Problemas con el autocontrol y la regulación del comportamiento
  • Pobre memoria funcional. (La memoria temporal que utilizamos para realizar ciertas tareas y resolver determinados problemas en el momento)
  • Escasa persistencia en los esfuerzos hacia las tareas
  • Dificultades con la regulación de las emociones, la motivación y la excitación (cambio brusco de carácter)
  • Inconsistencia mayor que lo normal en la ejecución de las tareas o del trabajo
  • Tardanza crónica y pobre percepción del tiempo
  • Se aburren fácilmente
  • Autoestima empobrecida

Vía>>

Entrevista a la Dra. Rubia del Instituto de Psiquiatría de Londres, referente al Simposio Internacional del TDAH.

El trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) es la enfermedad infantil más estudiada con neuroimagen, a lo largo de las dos últimas décadas, tanto por resonancia magnética funcional como estructural, asegura la neuropsicóloga Katya Rubia. Directora del departamento de Neuropsicología del desarrollo y Neuroimagen, del Instituto de Psiquiatría de Londres, Rubia explica que el área del cerebro más afectada en la hiperactividad son los núcleos basales (implicados en el movimiento). «Es interesante porque estas estructuras conectan con el lóbulo frontal por medio de redes que median en los procesos de atención e inhibición, precisamente las funciones que más se resienten en el TDAH. «También está afectado el cerebelo que en las últimas décadas la neuroimagen ha demostrado que es decisivo para el control y la percepción del tiempo. La impulsividad se define como un comportamiento prematuro, en el momento inadecuado, sin considerar todas las consecuencias. Se debe a problemas en la planificación temporal mediada por el lóbulo prefrontal y el cerebelo».

—¿Es cierto que el TDAH se atenúa o desaparece a partir de la adolescencia?

—Varios estudios longitudinales demuestran que los niños con TDAH se caracterizan por retraso de 3-5 años del desarrollo normal de la corteza cerebral. Pero no hay evidencia de que se corrija ese retraso con la edad, sino que es permanente. En adultos todos los estudios de imagen parecen indicar que las anomalías siguen estando presentes, con excepción de las de los núcleos basales, independientemente de que estén medicados o no. Pero no ocurre lo mismo con otras estructuras afectadas como la corteza frontal, el lóbulo parietal o el cerebelo.

—¿Está sobrediagnosticado?

—En Estados Unidos tengo mis dudas sobre el correcto diagnóstico, porque en algunas escuelas hasta el 10% están tomando medicación y esto parece mucho. Sus criterios son más laxos que los europeos. Sin embargo, hay muchos niños que no están diagnosticados y esto es un problema, pero también lo es el mal diagnóstico, por la medicación. Nosotros hemos encontrado en un metanálisis publicado en el «Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psichiatry» que los niños me dicados durante mucho tiempo no tienen la anomalía en los núcleos basales pero los no medicados sí. Hay otro metaanálisis que muestra que los medicados tienen un cerebro más normal. La medicación tiene un efecto positivo sobre los defectos del cerebro, pero también pueden tener un efecto negativo si se prescribe sin necesidad, porque es estimulante y aumenta la impulsividad. La dopamina debe estar a nivel óptimo en el cerebro y tanto mucha como demasiado poca puede llevar a hiperactividad

—¿Hay alguna relación entre esta patología y el trastorno bipolar?

—Hay y niños con TDAH que desarrollan un trastorno bipolar y, al revés, niños con bipolar que se vuelven hiperactivos de adultos. Ambas patologías son bastante parecidas porque el neurotransmisor dopamina está afectado en ambas y de hecho un problema importante en psiquiatría es hacer un diagnóstico diferencial entre ambas.

—El diagnóstico de las patologías psiquiátricas es clínico, ¿estamos muy lejos de obtener marcadores que lo objetiven, en especial en TDAH?

—No existe un diagnóstico por técnicas de imagen, pero hay una técnica nueva denominada análisis multivariable que permite reconocer patrones. Hasta ahora se comparaban grupos de personas (pacientes y controles) y con este método no se puede hacer predicciones. Pero el análisis multivariable si podría detectar a las personas con TDAH. En autismo, alzhéimer y otras enfermedades está más avanzado. Puede definir el patrón característico de los pacientes y hacer predicciones para un individuo con un 90% de fiabilidad. Esto no va a reemplazar el diagnóstico clínico pero puede ser útil para el screening, porque acortaría el tiempo.

—¿El estilo de vida sedentario de los niños influye en este trastorno?

—Para el desarrollo del cerebro es buena la interacción con otros niños y hacer ejercicio, en lugar de ver la televisión, que se asocia con problemas de atención. Hay niños hiperactivos que mejoran con deporte, porque les ayuda a canalizar el exceso de energía.

Vía>>

Diferentes llamadas de preocupación según el comportamiento del niñ@

 Inatención

  • Se distrae muchas veces con cualquier cosa.
  • Se cansa enseguida y no termina la tarea.
  • Le cuesta comprender las instrucciones que se le dan.

Sobreactividad

  • Se revuelve continuamente en su asiento.
  • Se levanta del asiento con asiduidad.
  • Presenta inquietud motora (manos, pies…).
  • Habla en exceso sobre cualquier cosa.

Impulsividad

  • Precipita la respuesta antes de escuchar al interlocutor o leer las instrucciones.
  • Se muestra impaciente para cambiar la tarea.

Ejecución

  • No utiliza las autoinstrucciones para dirigir su acción.
  • No se anima a sí mismo tras sus “éxitos”.
  • No reflexiona y critica de forma constructiva sus “fracasos”.
  • Constantemente requiere el apoyo de un adulto.
  • Parece despreocupado de su rendimiento.

Posibles recursos para afrontarlo.

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN PARA NIÑOS CON DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Hay muchos padres que sientan la necesidad de dar respuestas a ciertas conductas y situaciones de la vida cotidiana con las que se encuentran y que les plantean grandes dilemas en su tarea diaria de educar. Existen una serie de estrategias que pretenden ayudar a los progenitores en la difícil tarea de educar.

Para ello y con un carácter preventivo y formativo, se ofrecen las posibilidades educativas que tienen los padres ante las dificultades de sus hij@s, ofreciéndoles asesoramiento sobre los recursos y estrategias educativas que les ayuden a ell@s y a sus hij@s a encontrar una manera personal de educar, de forma adecuada y eficaz. Con ellas se ayudará a restablecer la capacidad de manejo sobre los comportamientos del niño o la niña, y a recuperar la capacidad para que los padres recuperen el control de sus propias emociones.

Las dificultades de aprendizaje van asociadas a trastornos conductuales externalizantes que derivan en conflictos entre el niño/a y su entorno como pueden ser:

  • Hiperactividad
  • Oposicionismo
  • Problemas atencionales
  • Agresividad
  • Conducta antisocial
  • Déficits de autorregulación…

Los problemas de carácter internalizante asociados a dificultades de aprendizaje son:

  • Problemas de procesamiento de la información
  • Problemas emocionales o internalizantes
  • Sistemas de creencias
  • Ansiedad
  • Autoconcepto
  • Depresión…

Para favorecer el ajuste social, existen una serie de estrategias como son:

  • Técnica de autoinstrucciones
  • Modelado
  • Autorregistro con refuerzo
  • Entrenamiento en habilidades de solución de problemas
  • Técnica de “Control de ira”
  • Técnica de “La tortuga”
  • “Piensa en voz alta”
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Currículos de habilidades sociales

En el área personal:

  • Control externo:

    • Refuerzo positivo
    • Economía de fichas
    • Contingencias
  • Control interno:
    • Técnicas de autocontrol
    • Reentrenamiento atribucional
Si conseguimos mejorar los factores personales con los factores contextuales obtendremos una adaptación social mejor. 

Estudios recientes relacionan la exposición a plásticos comunes con la hiperactividad infantil

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha denunciado la existencia de alfombras para niños con sustancias tóxicas. Al parecer, han realizado análisis de laboratorio sobre diez productos de este tipo, alfombras de juego infantiles, y sólo una de ellas puede considerarse segura.

Las alfombras para niños con sustancias tóxicas son claramente un riesgo para los más pequeños, todo lo que está a su alcance es susceptible de que entre en contacto con su boca, porque lo tocan y luego se llevan las manos a la boca, porque lo chupan o sencillamente porque inhalan las sustancias tóxicas. Entre las sustancias que se han encontrado en las alfombras así como en su envoltorio, se encuentran la formamida, utilizada para disminuir los malos olores del producto; los ftalatos, para hacerlo más flexible; y los disolventes, para ayudar a darles colores más atrayentes. Estas sustancias pueden irritar la piel de los niños, las mucosas o afectar a su sistema nervioso.

Los fabricantes utilizan formamida para controlar las bacterias que producen mal olor, los ftalatos para dar flexibilidad al material y disolventes para facilitar el coloreado de las alfombras en cuestión. Leemos en la noticia publicada por OCU (al estudio sólo pueden acceder los socios), que en nueve de las diez alfombras analizadas se detectó formamida, sustancia que se ha prohibido en la nueva directiva de juguetes pero cuya aplicación legal no será efectiva hasta 2011, algo incomprensible realmente.

Con respecto a los ftalatos, no los contenían las alfombras, sino las bolsas en las que se guardan, que obviamente también pueden manipular los niños. Los disolventes localizados, son irritante para la piel de los bebés y las mucosas, y además, pueden afectar al sistema nervioso, por lo que es necesario exigir que estas sustancias no se encuentren en ningún juguete u objeto que esté destinado a la población infantil.

Es incomprensible que la OCU no proporcione total información a todos los consumidores, pues lo que ahora mismo todos los padres deseamos saber es qué alfombras han sido analizadas para no proporcionárselas como área de juegos para nuestros hijos. Por fortuna, encontramos en http://www.a2prensa.com dicha información, al parecer, la alfombra más segura es la Alfombra de actividades Eureka Kids.

El resto de alfombras analizadas que presentaban sustancias tóxicas son: Auchan FM930-1 (Alcampo), Bruin 1728-12-36 PZ (Toys’R’Us), Disney Rayuela de Cenicienta Princess, Hipercor Puzzle de alfabeto serie conejo 9402-10, Its Imagical Ludoland Puzzle Bbcosmos (Imaginarium), Skip Hop Playspot Style 245003, Vidal Puzzle Eva 36 piezas 1106, Xin Yue Eva Children Put Together Tool y Puzzle sin marca de un bazar.

La OCU ya ha pasado el informe al Instituto Nacional de Consumo reclamando mayor control en los productos infantiles para evitar posibles problemas de toxicidad, además de sugerir que, mientras se espera la aplicación de la nueva norma contra la formamida, sean los fabricantes los que voluntariamente retiren del mercado sus productos si contienen esta sustancia, además de considerar las bolsas o embalajes de los juguetes como un juguete más.

Esta organización también proporciona algunos consejos para los padres, como no creer que un juguete que cuente con el sello CE, sea realmente una garantía de calidad y seguridad para los niños, ya que estas siglas las ponen los propios fabricantes al realizar sus análisis, pero no son comprobados por nadie más.

No debemos dejar a los niños que jueguen con las bolsas que contienen los juguetes, pues como hemos podido ver, pueden contener ftalatos, y para evitar algunos agentes tóxicos de los disolventes, ventilar bien los juguetes unos días antes.
Vía>>

Diferentes llamadas de preocupación según el comportamiento del niñ@

 Inatención
  • Se distrae muchas veces con cualquier cosa
  • Se cansa enseguida y no termina la tarea
  • Le cuesta comprender las instrucciones que se le dan
Sobreactividad
  • Se 
  • revuelve continuamente en su asiento

  • Se levanta del asiento con asiduidad
  • Presenta inquietud motora (manos, pies…)
  • Habla en exceso sobre cualquier cosa
Impulsividad
  • Precipita la respuesta antes de escuchar al interlocutor o leer las instrucciones
  • Se muestra impaciente para cambiar la tarea
Ejecución
  • No utiliza las autoinstrucciones para dirigir su acción
  • No se anima a sí mismo tras sus “éxitos”
  • No reflexiona y critica de forma constructiva sus “fracasos”
  • Constantemente requiere el apoyo de un adulto
  • Parece despreocupado de su rendimiento