Publicaciones de la categoría: Alimentación

Curso nuevo, nuevos propósitos: ¿qué podemos hacer cuándo la voluntad flaquea?

fuerza de voluntad Los científicos han descubierto varias estrategias útiles para aumentar la fuerza de voluntad:
Cambiar hábitos. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Case Western Reserve (EE UU), basta con pequeños cambios en hábitos cotidianos, por ejemplo lavarnos los dientes durante varios días con la mano contraria a la que solemos usar (la izquierda en el caso de los diestros), para fortalecer la voluntad.

Tensión muscular. Iris W. Hung, de la Universidad de Singapur, ha descubierto un curioso truco para ejercer el autocontrol: si cuando notamos que se nos hace la boca agua ante un pastel tensamos los bíceps o los músculos de la mano durante un minuto, nos resultará más sencillo evitar la tentación. “La mente y el cuerpo están tan estrechamente unidos que simplemente apretando los músculos se puede activar la fuerza de voluntad”, concluía en la revista Journal of Consumer Research.

Buenas acciones. Por su parte, Kurt Gray, de la Universidad de Harvard, ha demostrado que hacer una buena acción aumenta nuestra fuerza de voluntad y nuestra resistencia física. “Tal vez la mejor manera de resistirse a un donut a media mañana es donar el dinero que costaría para una buena causa”, sostiene Gray, que dió a conocer sus conclusiones en la revista Social Psychological and Personality Science.

Exponerse a la tentación. Aunque puede parecer contradictorio, para aumentar la fuerza de voluntad es mejor exponerse a tentaciones reales. En una serie de experimentos, científicos de la Universidad de Chicago demostraron que si una persona está a dieta fortalecerá mejor su voluntad si tiene pasteles o caramelos en la cocina, al alcance de la mano, y evita comerlos, que cuando solamente ve imágenes de chocolate y golosinas en las revistas o en la televisión.

Distracción. La distracción también es una buena estrategia, como han demostrado investigadores de la Universidad de Columbia (EE UU). Si canturreamos o pensamos conscientemente en otra cosa cuando algo nos tienta, nos costará menos controlarnos.

Uno a uno. Cumplir a la vez varios objetivos que exijan mucho autocontrol puede resultar casi imposible. Según Sandra Aamodt, editora jefe de la prestigiosa revista Nature Neuroscience, hay varias actividades que pueden agotar rápidamente nuestra fuerza de voluntad: resistirnos a probar ciertas comidas o bebidas, reprimir respuestas emocionales, hacer un examen, dormir poco y tratar de impresionar a alguien. Y, por lo tanto, es mejor no hacerlas todas a la vez.

Cinco comidas al día. Cuando nos falta glucosa en sangre nuestra capacidad de autocontrol se resiente, según demostró hace poco Roy F. Baumeister, de la Universidad de Florida (EE UU). De ahí que los expertos recomienden no saltarse ninguna comida para conservar la fuerza de voluntad que necesitamos para hacer ejercicio físico, dejar de fumar, estudiar, adquirir algún hábito como ir en bicicleta al trabajo, e incluso perserverar en una dieta de adelgazamiento.

Vía>>

Anuncios

El abuso de omeoprazol puede provoca una deficiencia de la vitamina B12 que puede derivar en demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones.

omeoprazolUn estudio llevado a cabo por el Kaiser Permanente Institute (EE.UU.) ha revelado que la toma durante dos o más años de inhibidores de la bomba de protones (IBP) y antagonistas de los receptores de histamina 2 (ARH2), dos tipos de medicamentos contra el ardor de estómago, está vinculada con un diagnóstico posterior de deficiencia de vitamina B12. Esto se debe a que la reducción del ácido gástrico impide la normal asimilación de esta vitamina, que ingerimos sobre todo a través de la carne animal.

Los inhibidores de la bomba de protones, como el omeoprazol o exomeprazol, son fármacos que evitan la formación de ácido en el estómago al inhibir la función de la estructura encargada de introducir los iones ácidos en el estómago, necesarios para la digestión de los alimentos. Sus efectos se prolongan durante 24 horas aproximadamente, por lo que basta con tomar uno al día para mitigar las molestias.

Los especialistas aseguran que existen formas alternativas de combatir la secreción ácida que no pasan por una medicación continuada, sino que se limitan a la adopción de una postura determinada durante el proceso de digestión y a un cambio en la dieta.

La vitamina B12 se encuentra naturalmente en una amplia variedad de alimentos de origen animal. Los alimentos vegetales no tienen vitamina B12 a menos que sean fortificados.

Usted puede obtener las cantidades recomendadas de vitamina B12 por el consumo de una variedad de alimentos, como:

  • Las vísceras (hígado de res)
  • Los mariscos (almejas)
  • La carne de res, carne de aves, huevos, leche y otros productos lácteos
  • Algunos cereales y levaduras nutricionales para el desayuno

El cuerpo absorbe las fuentes animales de vitamina B12 mucho mejor que las fuentes vegetales. Las fuentes de vitamina B12 que no provienen de animales varían en su cantidad y se piensa que no son fuentes confiables de esta vitamina.

Vía>>

Apunta estos alimentos en tu próxima lista de la compra, para que no se te olvide nada

arandanosLa memoria se puede entrenar muy fácilmente para mantenerla, mejorarla y prevenir la falta de memoria que aparece en la edad. Además del entrenamiento mental, la buena alimentación es un factor clave para no olvidarse de nada. Antes de llegar a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, hay que hacer una lista “mental” para tener siempre en casa:

→ Aceite de oliva virgen extra, esta grasa sana protege las células de la oxidación y mantiene los vasos sanguíneos flexibles y limpios para que la sangre circule sin problemas y llegue el oxígeno a todos los tejidos, especialmente al cerebro y a las células neuronales.

→ Soja, la soja es una de las mejores fuentes de vitamina E, buena protectora de las células nerviosas por su función antioxidante. También puedes encontrar lecitina de soja para tomar como suplemento

→ Pipas de girasol. Otra buena fuente de vitamina E y ácidos grasos monoinsaturados que mantienen arterias y neuronas jóvenes para que no se te olvide nada.

→ Salvia. En un estudio realizado en Inglaterra con jóvenes adultos, los que tomaron un extracto de aceite de salvia eran capaces de recordar más palabras en un test de memoria. La salvia contiene fitoquímicos que previenen la rotura del neurotransmisor acetilcolina, implicado en el aprendizaje y la colina.

→ Arándanos azules. Un puñado al día de arándanos azules puede ayudarte a aumentar hasta un 26% la memoria, al menos es lo que dice un estudio inglés que se realizó con ratones de edad avanzada.

→ Berberechos. Estos moluscos bajos en grasas son ricos en hierro y aportan ácidos grasos omega-3, que mantienen el cerebro en forma. En un estudio realizado con mujeres de la Universidad de Pensilvania, encontraron que las mujeres con deficiencias de hierro poco significativas para ser calificadas de anemia, son propensas a perder la memoria y a olvidarse de dónde están las cosas. Cuando aumentaron los niveles de hierro, mejoraron los resultados de los test.

→ Espárragos. Los espárragos son muy ricos en folatos, una de las vitaminas B que te ayuda a reducir la presencia del aminoácido homocisteína. Cuando aumenta éste, afecta a la función cerebral y a la salud cardiovascular. En un estudio francés con 4.000 personas se comprobó la conexión entre los bajos niveles de folato y el bajo rendimiento cognitivo.

Vía>>

Consecuencias del Hipotiroidismo en los niños

En el niño, si su tiroides funciona mal, se van a producir alteraciones irreversibles, fundamentalmente en dos aspectos que son muy importantes para él y para Vd.: La talla y el desarrollo intelectual.

El tiroides influye en todo el organismo, pero que esas alteraciones que produce se manifiestan en unos órganos más que en otros, como es el desarrollo del cerebro. Si el cerebro se desarrolla con déficit de hormona tiroidea desde el nacimiento hasta los 4 años aproximadamente, se van a producir alteraciones irreversibles, que pueden ir desde una idiocia profunda, el cretinismo, (que no es un insulto, sino un diagnostico), hasta un deterioro del coeficiente intelectual, que podrá ser poco marcado o muy marcado.

Y si el tiroides empieza a funcionar mal desde los 4 años hasta la adolescencia, va a haber problemas de atención y de memorización, que van a afectar a sus estudios. Nunca se le va a ocurrir que si un niño o un adolescente que iba muy bien en sus estudios, de un año a otro empieza a sacar insuficientes, el problema puede ser debido a muchas cosas, pero hay que descartar que exista una tiroiditis inmunitaria y un hipotiroidismo subclínico que puede evolucionar en dos o tres meses.

El hipotiroidismo en cada edad puede presentar unas características diferentes.

El tiroides del niño durante la gestación.-

La gestación es el periodo durante el que se forma y se desarrolla el cerebro del niño y para la formación y desarrollo del cerebro es imprescindible la hormona tiroidea y sin yodo no puede formarse hormona tiroidea. Es lo más sencillo de solucionar pero por este problema hay aun miles de niños en el mundo con un cerebro subdesarrollado. Y son datos de la Organización Mundial de Salud.

Sal yodada imprescindible para la madre … y para toda la casa.-

En 1995 la Organización Mundial de la Salud reconoció que “La carencia de yodo es la principal causa evitable de lesiones cerebrales y retraso mental en el niño a nivel mundial” y estableció un plan para que en un plazo de 10 años se corrigiera este problema. El problema no se ha corregido.

En la web del Comité Español de la UNICEF 1 hay un excelente informe sobre el tema que tiene como Titulo “Millones de niños y niñas están en peligro de sufrir un retraso mental debido al déficit de yodo en la alimentación”. Y esto no ocurre en países lejanos, el subtítulo del informe es: “En España, la mitad de las embarazadas toma menos yodo del recomendado, lo que puede tener graves consecuencias en el desarrollo del feto”. No pongo nada de mi parte sino que resumo este informe.

“La ingesta insuficiente de yodo se manifiesta a través de una serie de problemas muy variados, los llamados “Trastornos por Deficiencia de Yodo” (TDY), cuyas características dependerán de la intensidad del déficit y del momento de la vida en el que ocurra. Estos trastornos son la consecuencia de la producción insuficiente de tiroxina (la hormona de la glándula tiroides, que es necesaria para el desarrollo de todos los órganos, especialmente del cerebro) a causa de falta de yodo, e incluyen el bocio endémico a todas las edades, y el incremento de los abortos, de las malformaciones congénitas y de mortalidad fetal.

En la actualidad existe déficit de yodo en casi todos los países de Europa Occidental.

Las necesidades diarias de yodo varían a lo largo de la vida y se duplican durante el embarazo y la lactancia. Todo déficit de yodo – leve, moderado o severo – en la madre durante el periodo de gestación tiene consecuencias negativas e irreversibles en el desarrollo cerebral del bebé.

En nuestro país, entre un 30 y un 50 % de las mujeres embarazadas consumen yodo en cantidades inferiores a las recomendadas, con los riesgos potenciales que ello implica. El déficit de yodo durante la gestación repercute negativamente en el desarrollo intelectual del bebé.”

Durante el embarazo su hijo necesita yodo y ese yodo tiene que tomarlo Vd. Generalmente su ginecólogo/a le va a prescribir algún tipo de complemento vitamínico que lleva yodo; asegúrese de que la cantidad de yodo que lleva ese complemento es la recomendada.

El organismo, según su edad y circunstancias precisa del siguiente aporte de yodo diariamente.

Infantes (1-12 meses) 50 µg
Niños (2-6 años) 90 µg
Escolares (7-12 años) 120 µg
Adultos (mayor de 12 años) 150 µg
Mujeres gestantes y lactantes 200 µg

El uso habitual de sal yodada garantiza una ingesta diaria promedio de 150 ug de yodo, que es suficiente para complementar el yodo contenido en los alimentos, pero en el embarazo y lactancia debe de complementarse.

No hay el más mínimo riesgo si se toma yodo en exceso, porque el organismo elimina el que no utiliza por la orina, sin ningún problema.

El tiroides del feto en el vientre materno.-

Para que se desarrolle el cerebro del feto tiene que llegarle hormona tiroidea; es imprescindible, pero no se preocupe, tienen que darse muchas coincidencias, para que al cerebro de ese feto no llegue tiroxina.

En biología las cosas están bien organizadas. Si la hormona tiroidea es tan importante, el feto en el vientre de su madre va a jugar con dos barajas: la hormona tiroidea que le pasa su madre a través de la placenta y la que él se fabrica con su propio tiroides.

El tiroides del feto se forma a partir de la 10ª semana del embarazo y es probable que en unos días ya sea capaz de fabricar su propia hormona. Y no debe de ser una coincidencia el que el desarrollo del cerebro se retrase un poco, ya que entre la semana 10 y la 18 se produce un crecimiento importante del cerebro y empiezan a formarse los neuroblastos que son las células nobles del cerebro.

Esto es muy importante: El niño en el vientre materno tiene dos fuentes de tiroxina, la que la madre le aporta y la que él mismo fabrica. Y lo que es más importante todavía, el feto puede desarrollarse normalmente aunque le falte una de esas fuentes, es decir, aunque Vd. sea una Hipotiroidea sin compensar y aunque él no tenga tiroides. Por este motivo los niños con Agenesia Tiroidea, es decir sin tiroides, al nacer son absolutamente normales, porque se desarrollan con la hormona tiroidea que le pasa su madre (2). Por el mismo motivo el hijo de una madre hipotiroidea, aunque ella desconozca su hipotiroidismo y esté sin compensar, se desarrolla sin ningún problema, porque utiliza las hormonas tiroideas que él mismo fabrica.

Pero para fabricar la hormona tiroidea tanto la madre como el hijo necesitan yodo. Sin yodo no se puede fabricar hormona tiroidea y si no hay hormona tiroidea el desarrollo cerebral del niño puede ser defectuoso o muy defectuoso si el déficit en yodo es extremo.

El tiroides en el recién nacido.- Hipotiroidismo Congénito.- Agenesia Tiroidea.

El 3 por mil de los niños nacen sin tiroides. Lo ideal es que ese problema se detecte entre el 3º y el 5º día del parto, que puede alargarse hasta los 10 – 15 días, porque en esas dos primeras semanas todavía quedan en el bebe hormonas tiroideas trasferidas desde su madre. A partir de esas fechas el desarrollo del cerebro, en ese momento crucial de su desarrollo, puede encontrarse afectado. Su hijo tiene derecho a tener el coeficiente intelectual que le corresponde y Vd. debe de asegurarse de que se la he realizado la Detección Precoz del Hipotiroidismo Congénito, cuando salgo con su bebé de la Maternidad.

Ese tres por mil ha supuesto en España, desde que se inició la campaña de detección del Hipotiroidismo Congénito, unos 1.300 niños diagnosticados y que actualmente son normales. Sin el diagnostico precoz esos niños hubieran tenido un importante deterioro en el desarrollo de su cerebro y eso se ha evitado con el programa de detección precoz del hipotiroidismo congénito.

Se aconseja realizar la reevaluación a los 3 años de edad para que se origine el menor daño posible al niño ya que es necesario suspender el tratamiento anticuerpos.

La reevaluación diagnóstica permite conocer el diagnóstico definitivo de hipotiroidismo permanente por ectopia, agenesia, dishormonogénesis e hipoplasia o de hipotiroidismo transitorio.

Obviamente si el hipotiroidismo es permanente, en cuyo caso en el estudio de confirmación los niveles de TSH estarán elevados, se indica el tratamiento sustitutivo con L-tiroxina de por vida, y se suspende si el hipotiroidismo es transitorio, lo que se demuestra al obtenerse valores normales de T4 y TSH séricas con tiroides ‘in situ’ normal.

Control Evolutivo.-

Los pacientes detectados precisan de controles periódicos en las Unidades de Seguimiento del Hipotiroidismo congénito para conseguir un óptimo equilibrio terapéutico basado en la clínica, bioquímica, maduración ósea y evaluación psicológica sobre la evolución del cociente de desarrollo/cociente intelectual (CD/CI).

El control más importante es el bioquímico, con monitorización de los niveles séricos de T4 y/o T4 libre y de TSH, por métodos ultrasensibles; se realiza a las 2 semanas de iniciado el tratamiento, a las 4 semanas, cada 1-2 meses durante el primer semestre, cada 2-3 meses durante el segundo semestre, cada 3 meses hasta los 3 años, y cada 4 meses con posterioridad, o con más frecuencia si se duda del cumplimiento o si se obtienen valores anormales o se modifica la dosis en cuyo caso se realiza un nuevo control tras 4 semanas desde el cambio.

La maduración ósea se aconseja estudiarla a los 12 meses de edad y posteriormente cada 2-3 años si el crecimiento se mantiene normal. En cuanto al desarrollo psicomotor se debe realizar un primer control al año de edad y posteriormente cada año considerándose imprescindibles los controles del CD/CI a los 1, 2, 4, 6, 8 años y al final de la escolarización.

Debe de comprobar que a su bebé le han realizado la “prueba del talón” para descartar un Hipotiroidismo Congénito. Es una prueba obligatoria en todas los Centros Sanitarios y Maternidades de España y de Latinoamérica, pero debe de comprobar que se ha realizado.

El tiroides en la edad preescolar.- Entre 15 días y 4 años.-

En este periodo el niño puede desarrollar una Tiroiditis Inmunitaria que ocasione un Hipotiroidismo y ese Hipotiroidismo puede afectar su desarrollo cerebral y su crecimiento.

No se trata de que Vds. diagnostiquen un hipotiroidismo, sino de que sospechen que pueda existir ese problema y lleven a su hijo al pediatra.

Pero en esta fase el niño va a ser muy controlado por su pediatra, quizá más el primer hijo, como padres novatos, que los siguientes.

En el niño los síntomas de alarma de un hipotiroidismo son muy evidentes, si se sigue su evolución: Un retraso en su desarrollo cerebral y un retraso en el crecimiento.

Cuando el bebé nace su cerebro no está totalmente desarrollado. Durante los dos primeros años, quizá tres, las neuronas, que son las células nobles del cerebro van a seguir reproduciéndose y el cerebro va a continuar creciendo. Por eso he dado tanta importancia al diagnostico precoz del hipotiroidismo congénito. Cada semana que se pierde, son neuronas que se pierden.

La evolución del desarrollo cerebral en su hijo se manifiesta en como evoluciona el control de su cuerpo y en cómo aprende. El niño primero es una cosita que no sabe hacer gran cosa, después sostiene la cabeza, después se sienta y después comienza a andar. Cada una de estas cosas tiene su edad, sin que sea rigurosa para todos los niños, y su pediatra en sus revisiones le va a preguntar estos datos. Un retraso en cualquiera de estas funciones le va a poner sobre aviso.

En lo que respecta al crecimiento hay un primer signo que puede ser indicativo: El desarrollo de la dentición. Cada pareja de dientes surge en un orden y a un tiempo determinado. En el hipotiroidismo hay un retraso en la dentición.

Y las alteraciones del crecimiento se van a reflejar en esas curvas que hay en la cartilla infantil de su hijo, que son las curvas de percentiles de peso y de talla. El peso y la talla van evolucionando según una curva ascendente, que tiene un determinado perfil. Esas curvas se han trazado estudiando el crecimiento de cientos de niños normales. En España tenemos unas excelentes tablas de crecimiento, puestas al día cada 5 – 10 años, en un excelente trabajo que hace la Fundación Orbegozo. Y es bueno usar las tablas españolas porque reflejan a nuestra población y si usáramos las de otro país los datos estarían falseados.

Pues bien, su hijo normalmente estará en la parte alta de las curvas si Vds. son altos y en la parte baja si Vds. son más bajos. Pero el niño se va a mantener a lo largo de los meses y a lo largo de los años en su misma linea. Si está en la linea del percentil (4) 60 seguirá evolucionando manteniendo su percentil y si está en el 25 seguirá en ese nivel. Lo realmente importante es si el niño pierde la linea de su percentil de talla, porque eso puede ser un signo de alarma. Si su hijo se mantenía habitualmente en la linea del percentil 40 y en un control baja a 30 o a 25 se enciende una lucecita roja. En ese niño tiene se manifiesta un problema de crecimiento que hay que investigar. Una de las causas puede ser el hipotiroidismo, pero hay otras. Su pediatra sabrá investigarlas.

El tiroides en la edad escolar.- De los 4 a los 16 años.

A los 4 años o quizá una poco antes su hijo ya es mayorcito y empieza a ir al colegio. Ahora ya las visitas al pediatra son más esporádicas y no sigue su evolución de una forma tan sistemática. El cerebro ya se ha desarrollado, ahora el niño crece y aprende y así va a seguir durante todo este periodo.

Y es precisamente en estas dos funciones en donde se va a manifestar la aparición de un hipotiroidismo. Con el problema añadido de que las alteraciones de la talla son irreversibles y de que las alteraciones del aprendizaje pueden afectar a la vida escolar de su hijo, y condicionar sus estudios y esto es determinante en su vida.

En el trasfondo de algún fracaso escolar y de algunas discusiones de familia, puede haber un Hipotiroidismo Subclínico sin diagnosticar. Descartar este problema es tan fácil, que compensa el que a muchos niños se les haga una punción venosa para extracción de una muestra de sangre inútilmente, si se va a diagnosticar un 3 ó un 5% de niños o adolescentes con alteraciones tiroideas. Piense que estamos haciendo la prueba de talón para diagnosticar un 3 por mil de hipotiroidismos congénitos y además estamos muy satisfechos con los resultados.

Puede haber alrededor de un 5% de niños y adolescentes con Tiroiditis Inmunitaria e Hipotiroidismo Subclínico y en algunas zonas más. El objeto de este apartado es sacar a ese 5% de niños o de adolescentes del grupo de los bajitos y de los torpes. Lo expreso de una forma intencionadamente agresiva, porque esos niños tienen derecho a que ni su talla, ni su capacidad de aprendizaje se deteriore a consecuencia de un diagnostico tardío.Y tengo que llamar la atención de los padres que son los únicos que pueden facilitar un diagnostico precoz de esos niños.
Vía>>

Suplementos de vitamina B12 para evitar la atrofia cerebral

La vitamina B12 puede ayudar a proteger contra la pérdida de volumen cerebral asociada al envejecimiento. Esta es la conclusión de una investigación realizada en la Universidad de Oxford, Inglaterra, en la que se estudiaron 107 personas de entre 61 y 87 años, que no mostraban problemas cognitivos y de los que el 54% eran mujeres.

Para el análisis se recogieron muestras de sangre en las que se comprobaron los niveles de vitamina B12, además de imágenes de resonancia magnética, test de memoria y exámenes físicos de cada uno de los participantes en el estudio.

Al comparar los resultados, se observó que las personas que tenían mayores niveles de B12 presentaban una menor probabilidad (de hasta 6 veces menos) de padecer una reducción del volumen del cerebro, menos problemas cognitivos (habla, memoria, …) .

Aunque son muchos los factores que pueden verse implicados en la atrofia cerebral, los resultados de este estudio sugieren que sencillamente con suplementos de vitamina B12 en la dieta (derivados de la leche, huevos, hígado, carnes y pescado como el salmónse podría evitar la atrofia del cerebro y, en consecuencia, los problemas cognitivos asociados al envejecimiento.

Via>>Vogiatzoglou A, Refsum H, Johnston C, Smith SM, Bradley KM, et al.