Desarrollo evolutivo a los 7 años y su relación con los Medios de Comunicación

Aunque no hay dos niños exactamente iguales, los niños por lo general pasan por las mismas etapas de desarrollo.

  • El niño de esta edad es más razonable, menos caprichoso y travieso, no demasiado realista y más pensativo, y a veces parece que no oye cuando le hablan, como si viviera en “otro mundo”.
  • Teme que los demás no le quieran, le preocupa lo que puedan pensar de él. En cierta medida es capaz de distinguir entre lo que está bien y lo que está mal. Es capaz de comprender conceptos tales como la verdad y la mentira, los enseres personales y los de los demás. En general, no miente ni roba. Tienen escondites de sus tesoros. Tiene necesidad de tener su propio lugar, en la mesa del comedor, en clase,…
  • Es muy sensible y cualquier cosa le puede herir y hacer estallar fácilmente en llanto o en ataques de cólera (se echa al suelo, golpea, patalea), llegando a la agresión verbal o física. Dado que es muy excitable, se irrita fácilmente y se pelea y discute. Contradice, discute y se resiste a obedecer. Hace continuas payasadas y dice “no” a todo. La falta de esa autorreg
  • ulación da lugar a uno de los problemas de comportamiento más comunes a esta edad y que más entorpece el desarrollo académico, la hiperactividad. No tienen paciencia, ni la capacidad de atención necesaria para terminar la tarea o ficha, colorear el interior de los contornos, copiar un modelo con fidelidad. En general están poco atentos a lo que hacen, se distraen fácilmente y no perciben los peligros. De todos modos, a veces puede mostrarse angelical y buen compañero.
  • Participan en tipos de juegos cada vez más complejos e imaginativos, a veces en solitario y cada vez más, con los demás. No saben perder en el juego, hacen trampas o terminan el juego bruscamente. Los chicos nunca se disfrazan de princesas, en cambio las chicas juegan a la pelota o representan sin problemas el papel de un superhéroe.
  • A nivel corporal, controlan la postura, consigue una independencia de los segmentos corporales y llega a una afirmación de la lateralidad. Está en constante movimiento, es muy activo. El movimiento es ágil y coordinado. Se sostiene sobre un pie, con los ojos cerrados. El sentido del equilibrio y del ritmo es bueno. Bota una pelota, controlándola bien. Se puede atar él mismo los zapatos.
  • Suelen ser muy activos. Necesitan saltar, correr, resbalarse, caerse, mancharse. Suele mezclar ideas imaginarias con datos de la realidad, pero poco a poco se va aclarando: el ratón Pérez ya no es tan ratón Pérez… y los Reyes magos se parecen más a mamá y papá…
  • Las dificultades de la actividad física más frecuentes son de orientación: lateralidad y espacial.
  • Le da importancia a quienes les manifiestan cariño o interés por sus actividades. Imita a las personas que le demuestran afecto. Juega a cumplir con los roles que admira: profesor,…

Al conocer estas etapas, ustedes pueden motivar a su hijo o hija para que use los medios de comunicación en formas nuevas y creativas.

  • Me gusta jugar solo. Especialmente, me gustan las manualidades y hacer cosas.

    Ayuden a que su niño encuentre programas de TV y sitios Web que le muestren como hacer cosas. Proporciónenle las herramientas básicas, tales como pegamento y tijeras, y denle suficiente tiempo para que haga sus proyectos.

  • Una vez que empiezo un proyecto, quiero terminarlo y hacerlo a la perfección.

    Cuando su niño empiece un proyecto en la computadora, denle tiempo para acabarlo a satisfacción, lo cual puede significar que le enseñe cómo guardar un proyecto electrónico y cómo regresar a éste más tarde.

  • Puedo ser muy tímido cuando hago algo por primera vez.

    Ayuden a que su niño esté preparado para enfrentar situaciones nuevas. Por ejemplo, use los sitios Web locales y libros para mostrarle su nueva escuela o el parque a donde tendrán lugar los primeros entrenamientos de su equipo de béisbol.

  • Me encanta pensar acerca de las cosas.

    Preséntenle a su niño sitios de Internet que incluyan adivinanzas y que den pistas. Dejen que resuelva los problemas y reflexione creativamente. Cuidado con las actividades de la computadora que solamente “repasen” hechos.

  • Puede que me esté costando trabajo llevarme con mis hermanos y hermanas y con otros niños.

    Si su niño le hace un reclamo acerca de un programa de TV o está en desacuerdo respecto a quién va a usar la computadora, guíenlo a que trate otra actividad o a que salga a jugar afuera.

  • Me gusta planear mi día.

    Ayuden a que su niño haga un calendario quizás en la computadora, o recurriendo al papel y fotografías — que pueda usar para llevar el récord de lo que hace y cuando lo hace. Pongan el calendario en un lugar que sea fácil de ver.

  • Puedo sentir temor de las actividades y los quehaceres nuevos, porque no estoy seguro de cómo empezar.

    Ayuden a su niño cuando por primera vez intenta hacer algo nuevo, como un videojuego nuevo o una actividad de la computadora. Alienten al niño haciéndole saber que sí es capaz de hacerlo.

  • Puede que ya no tenga tantos sueños que me asusten como antes.

    Tengan cuidado con las películas y programas de TV de miedo — ya que todavía son capaces de espantar a su niño. Si ve algo anormal o de miedo, asegúrele que todos están a salvo.

  • Estoy orgulloso de mi familia.

    Cuéntenle a su niño la historia de su familia, mostrándole fotografías, películas y quizás investigando su genealogía en la red Web. Use los programas de TV y los sitios Web para mostrarle a su niño personas y lugares de culturas diferentes a la suya.

  • Mi interés por el espacio está empezando a aumentar.

    Ayuden a que su niño explore las ciencias sobre la tierra mostrándole sitios Web y programas de TV acerca de los planetas y las galaxias.

  • Puede que me gusten los juegos de mesa y los rompecabezas. También me pueden gustar los trucos de magia.

    Ayuden a que su niño encuentre actividades en la computadora — tales como sitios Web de magia o videojuegos que le enseñen nuevas destrezas — y así fomentar que siga ahondado en sus propios intereses.

  • Puede que esté empezando a leer más por mí cuenta, pero todavía disfruto cuando tú me lees.

    Cuando su niño esté usando la computadora, motívelo a que lea las palabras en la pantalla. Lean párrafos largos juntos, dejándole que oiga como ustedes hacen sentido de las palabras y las oraciones.

  • Puede que haga preguntas acerca de la vida y la muerte y sobre por qué existo.

    Cuando los programas de TV o las películas traten temas sobre la muerte y la religión, pregúntenle al niño qué es lo que está viendo y lo qué está sintiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: